Día 11. Conquista del Arapil Grande

A ocho kilómetros al sur de Salamanca se encuentra el campo de batalla de Los Arapiles, paraje en el que el 22 de julio de 1812 se libró la batalla del mismo nombre, también conocida como Batalla de Salamanca, sin duda una de las más importantes de la Guerra de la Independencia española (1808-1814).

Y allí que estaba yo… Venciendo otro día más la pereza. Después de 4 años sin montar en bici; echándola de menos; tomando prestada a la “hermana melliza” de la que fue la mía (esta me la dejó mi cuñada). Un paseo para mi hermano, toda una hazaña para mí.

2015-01-25-10-51-11_photo

Me dolían las piernas (en la ida, que en la vuelta estaba como si nada, adrenalina; que maja eres), ya no están hechas para la bici. No están acostumbradas a ella. Pero era algo que tenía que hacer. Le tenía ganas. No lo hice muy a menudo cuando estaba aquí, en Salamanca, pero las pocas veces que lo hice, disfruté mucho. Lo reconozco, me gusta muchísimo salir con mi hermano en bici. Está bien compartir afición con un hermano. Con él lo ha sido siempre, el deporte siempre ha estado presente en nuestra relación. Primero el fútbol, ahora todo lo demás. Y es que desde que tengo memoria recuerdo ir con mi padre a verle jugar a “futsal”. Él portero… Yo ala. Después de mis partidos por la mañana, iba a verle jugar por la tarde. Corrí con él la “Farinato de Hierro de Ciudad Rodrigo 2014” (creo que os hablaré de ella en otra ocasión). Es mi  “personal trainer” a distancia, como en CEAC.

20150125_105330
Que sepáis que la bici de mi hermano son 4.000 pavazos de bici y me la dejó probar jejeje Que es la que se ve detrás de mí.

 

Así que, ¿cómo no iba a aprovechar que pasaba más de tres días aquí, para pasar un rato haciendo algo que tanto nos gusta? El organizó una pequeña excursión. Pocos kilómetros, en llano… Algo cómodo, una tiradita de hora y media, para que yo no me resintiera de la postura a la que ya no estoy acostumbrada. Pues lo siento, pero me duele el culo jajajaja.

20150125_105246_Richtone(HDR)

Y lo intenté, al menos eso. No conseguí llegar a la cumbre (ni que fuera el Everest) montada en todo momento en la bici. Eché varias veces el pie a tierra. Pero subí… Y lo más divertido fue bajar, que eso se me da bien.

Algún día conseguiré subirlo del tirón. Aunque luego tengan que recogerme con espátula, pero por mis c***** que yo ese Arapil lo subo.

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_los_Arapiles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s