¿Hoy qué como?

Hace un tiempo mi estómago me comenzó a mandar señales muy claras de que algo no iba bien. 

Gastritis, fuertes dolores, digestiones pesadas, etc.

Tras varias pruebas, para ir descartando opciones, me dijeron que tenía el hiato esofágico ancho. Lo que producía los odiosos reflujos y todo el malestar.

Decidí cuidar más aún mi alimentación y evitar aquellos alimentos que me perjudicaban.

Llevo años sin comer carne de cerdo, en un principio por recomendación de las “dietas milagro” que he seguido en todos estos años. Después, resultó ser una carne demasiado pesada para mi, dejó de gustarme su sabor; así que la descarté de mi dieta. 

Pero la carne de vacuno… Creo que nunca me ha fastidiado tanto que algo “me siente mal”, o aún peor. Digestiones de horas, dolores de estómago, gases… Tras comprobar en repetidas ocasiones lo mal que lo pasaba tras haber comido este tipo de carne, me vi obligada a dejarla para “ocasiones especiales”, y siempre acompañada de mi protector de estómago. 

Por eso, desde hace ya tres meses tomé una decisión radical, y que he comprobado ha sido la mejor que he podido tomar. 

He decidido dejar de comer carne. Tomo productos lácteos, huevos y miel… Por lo que, como hay tantos tipos de vegetarianos, según lo restrictivos que sean; yo prefiero decir que soy “vegetívora”; soy así de tonta y me gusta inventar palabras. 

Por eso, ahora he reinventado por completo mis menús. He descubierto sabores nuevos y soy más creativa y hasta más organizada en la cocina. Ahora planifico mis platos, cosa que antes no hacía. 

Quiero mostraros algunos, por si os sirve de inspiración. 

Arroz blanco con pimientos del piquillo y “hamburguesas” de falafel con salsa de mostaza
Arroz blanco con lentejas al curry
Garbanzos con espinacas

Además, esta nueva decisión me ha hecho “estudiar” más sobre nutrición y no dejar nada al azar. Averiguar los tipos de nutrientes que me aporta cada alimento. Algo fundamental para una buena alimentación. 

Espaguetis integrales con soja texturizada y brócoli
Arroz 3 delicias vegetal
Quinoa con tofu y verduras
Arroz salvaje, brócoli y “hamburguesas” de falafel

Esta decisión ha venido acompañada de mucho más. Estoy aprendiendo mucho, sobretodo a llevar un control de lo que como y cuando lo como. Planifico mis comidas, preparo las cosas con antelación. Esto me esta ayudando mucho para controlar la ansiedad y los atracones. Tengo mucho trabajo por hacer aún, pero por primera vez siento que estoy en el camino correcto. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s