Tiempos de Marathon (el debate)

El pasado 9 de abril, el Marathon de Rotterdam fue noticia. El vídeo del recibimiento a la última corredora con aplausos y pasillo de confeti se viralizó. Hasta la prensa no deportiva se hizo eco de esa llegada. 

Con un tiempo de 6h 32′ la mujer, claramente agotada, llegaba al arco de meta con los brazos en alto entre gritos y aplausos de los que estaban allí. 

Y los comentarios no se hicieron esperar. 

Eso no es correr, es caminar rápido” .

Debería haber tiempos de corte” 

Así cualquiera puede correr una maraton. El año que viene no entreno. Y la hago paseando, como ella. ” 

“Esto es una CARRERA, no un paseo por el parque”. 

Como tortuga lechuguera que soy, ni hago más que pensar en tiempos y en carrera, pensar en aquellos que van delante. Y con todo este embrollo; a mi me asaltan una serie de dudas. 

¿Es cierto que se debería fijar unos tiempos mínimos para cierto tipo de carreras? 

¿Estuvo menos preparada la mujer que tardó 6h 32′ que el primero en concluir la prueba? 

Creo que lo primero que hice tras ver el vídeo fue meditar sobre qué entendemos por esta prueba. En qué consiste una maratón. Sin entrar en tecnicismos de distancias definiríamos esta carrera de este modo: 

Su origen se encuentra en el mito de la gesta del soldado griego Filípides, quien en el año 490 a. C. habría muerto de fatiga tras haber corrido unos 37 km desde Maratón hastaAtenas para anunciar la victoria sobre el ejército persa.

Entonces, digamos que corremos la distancia ” x” como homenaje a esta gran gesta. Entonces bien, ¿qué entendemos por correr? Según la RAE correr es Andar rápidamente ycon tanto impulso queentre unpaso y el siguientelos piesquedan por un momento enel aire. 

Y bien, esto quiere decir que la velocidad de carrera no determina en sí misma la acción de correr. 

Entonces, ¿Es más desmerecedor el esfuerzo de esta mujer de concluir su homenaje a Filípides en 6h 32′ que aquel que lo hiciera en 2h 40′; por ejemplo? 

Además, quizás me equivoco; pero tampoco sabemos en cuánto tiempo el propio Filípides corrió esa distancia.

Aún sin conocer las circunstancias de esa mujer, creo que conseguir llegar a meta en esa distancia; aunque sea a ese ritmo, tiene mucho mérito. Yo no me atrevo a presentarme a una prueba así, ni siquiera corriendo en esos tiempos. No me siento preparada. 

Hoy en día, el running está tan de moda; que pareces obligado a correr cierta distancia o no eres nadie. No eres un “runner” de verdad si no has participado, como mínimo, en una media maratón. Yo tengo claro que ciertas distancias no son para todo el mundo. Yo misma soy consciente, y me ha costado muchas peleas conmigo misma darme cuenta de ello, que no todos pueden hacer frente a una maratón; ni siquiera una media.

Creo que, primeramente por salud; debería de regularse más la participación de los corredores populares en ciertas distancias. Pedir unas condiciones físicas mínimas para enfrentarse a esa distancia. Yo misma soy una tortuga. Además por mis condiciones “fuera de la pista” no creo que pueda realizar un entrenamiento adecuado para algo tan grande como unos 21km… Ni qué decir tiene que no me veo capacitada, ni mental ni físicamente para correr esos 42km que me separaría de la meta. 

A pesar de todo, no le quiero quitar el mérito a esta mujer. Es una campeona. Consiguió enfrentarse a una gran distancia. Honró a Filípides a su manera. Una tortuga consiguió llegar a meta en un mundo de liebres y gacelas. Y no solo eso, además lo celebraron a lo grande. 

La única razón por la que veo necesario marcar un tiempo de corte es por logística; y es que mantener cerrada una ciudad entera tanto tiempo me parece horroroso. 
Por otra parte, el sueño del maratón no debería quitársele a nadie, corra a 4′ o a 10’…



Anuncios